21/6/18

Poema de Griselda Rulfo



El cuerpo ánfora fue un ángulo de dolor. 
Azote. 
Silicio. 
Devenir. 
Culpa. 

El cuerpo espina aprisionó el silencio. 
Espeso. 
Oculto. 
Inacabable. 

El cuerpo plomo agobió los pasos. 
Como un extraño 
él se arrastra ya sin fuerzas 
hasta que la muerte 
lo atrape.


© Griselda Rulfo

8 comentarios:

Anonymous Mariasilvia Paschetta ha dicho...

Bello, duro, ajustado... Como sabe Griselda.

21 de junio de 2018, 11:57  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Muy fuerte tu poema, Griselda, muy bello!

Saludosss

21 de junio de 2018, 12:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente poema, Gri. Abrazos.
Rosa Lía

21 de junio de 2018, 13:15  
Blogger silvina anguinetti ha dicho...

Griselda, como me gusta tu poesía!!!

21 de junio de 2018, 14:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias gente linda. Griselda Rulfo

21 de junio de 2018, 17:46  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

muy fuerte pero muy buneo en su orinalidad.

23 de junio de 2018, 19:21  
Blogger Carmilia ha dicho...

Felicitaciones Griselda!!

23 de junio de 2018, 22:30  
Anonymous Pauli ha dicho...

Bello, con metáforas originales.

2 de julio de 2018, 11:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal