21/6/18

Poema de Marta Rosa Brignolo




Padre,
el poema no sale todavía.
Cada vez que paso por la esquina
observo tu silueta,
entregada a la sombra del Álamo.

Árbol,
la casa empequeñeció
mientras vos y yo
envejecimos.
El hombre de la silla reclinada,
ausente.
Peregrino de los cielos,
testigo de Dios

© Marta Rosa Brignolo
Foto enviada por la autora

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy buen poema!
Gracias por compartir.
Tere Vaccaro

21 de junio de 2018, 16:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso poema!
Felicitaciones!
Linda foto!

22 de junio de 2018, 13:52  
Blogger Marta Rosa Brignolo ha dicho...

Muchas gracias, Teresa!
Cariños. Marta Rosa

23 de junio de 2018, 18:02  
Blogger Marta Rosa Brignolo ha dicho...

Muchas gracias! Cariños.
Marta Rosa

1 de julio de 2018, 18:05  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal