12/6/18

Poema de Sandra "Tana" Pasquini



Encendías la memoria como una última lámpara
robabas palabras en jardines
donde la perduración era más que un rito
el criminal huidizo de los sueños
copiabas uno a uno los rastros del fulgor sobre la escarcha
el único canto aferrado a la noche
entre los dedos temblorosos de la muerte
desordenabas el camino hasta mi cuerpo
en un lenguaje imprevisible
desobedecías la remota fe
en los terraplenes
donde se desbarata el amor por menos que la vida
repartías jirones de alma
como sorbos de luz entre los muertos
alguna que otra madrugada.


© Sandra “Tana” Pasquini

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Bellísimo!!
Floralevi

12 de junio de 2018, 17:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡qué imagen tan bella de alquien tan terrenal! bellísimo! susana zazzetti.

12 de junio de 2018, 19:14  
Blogger Anamaria Mayol ha dicho...

hERMOSO Y CONMOVEDOR POEMA...

12 de junio de 2018, 20:09  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Las imágenes, todas, me llegaron emotivamente.
Un gran abrazo
Betty Badaui

12 de junio de 2018, 23:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermosooooo. Griselda Rulfo

13 de junio de 2018, 15:08  
Blogger claudia tejeda ha dicho...

qué hermoso descubrir tu escritura, tu persona, un lujo para el alma, un sorbo de luz.

te abrazo

claudia

15 de junio de 2018, 11:19  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

muy bello! Imágenes tan profundas.
Un abrazo Graciela Barbero

15 de junio de 2018, 15:27  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal