20/5/18

Poema de Paulina Juszko





Hay casas donde sólo es posible ser  desgraciado
siniestras casas grises
grises como el hombre medio
como el término medio
como las cuentas que falta pagar a término
como pagar nuestras faltas
casas cuyas paredes sudan odio
casas-cáncer
casas-sanguijuela
casas que se nutren  de nuestra médula
que nos quitan consistencia resistencia dignidad
casas que nos pisan sin tregua el dedito chico del alma
casas-boa
que nos eligieron como víctimas
y esperan pacientemente la consumación de nuestra ruina
para derrumbarse.


© Paulina Juszko

5 comentarios:

Blogger Olga Liliana Reinoso ha dicho...

Excelente juego de palabras.Poema espectral. Pero creo que las casas en sí mismas no son maléficas, sino las relaciones tóxicas que conviven en ellas.

20 de mayo de 2018, 19:21  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Muy buen poema, Paulina, gracias!! 😘😘

22 de mayo de 2018, 0:06  
Blogger Adela ha dicho...

Triste realidad, a veces. Muy bueno!

23 de mayo de 2018, 8:28  
Blogger silvina anguinetti ha dicho...

Muy bueno!!!!

25 de mayo de 2018, 23:06  
Blogger norma ha dicho...

Tal cual...las casas definen a sus habitantes, abrazo Paulina!!

28 de mayo de 2018, 19:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal