22/4/18

Poema de Romina R. Silva




Una mirada profunda al reflejo

Espejo de fuego refleja
ojos de viento,
rostro atolondrado
de labios mordidos,
nariz de frutilla fresca,
orejas empinadas, cubiertas
por cabellera de lana enredada,
párpados de nube en primavera,
cuello de obelisco,
y manos contenedoras
que acarician ese rostro incógnita
frente al espejo.

Kármico espejo,
a la luz de la luna
muestra fila de dientes
números de almanaque,
días vencidos,
semanas de eclipse
en la galaxia invisible de los sesos,
en la memoria cumbre del pecho,
que late al tacto
como murga uruguaya
en festejos.

Efímera mirada distraída
se observa compasiva en el espejo,
encuentra infraganti
el alma cobijada
tras las cortinas pestañas
condenadas al agua,
limpia el chaparrón del rostro
con sus dedos de algodón,
persiste la lluvia interna,
callada quinta estación,
complejo clima
sin meteorólogos que descifren
ni empedernidos paraguas
que cubran.
Sólo un cuerpo inacabado
detenido en el instante
del reflejo de sí en el espejo,
un arcoiris de pasiones
con desbordes incandescentes,
brazos de guirnalda,
torso de castillo,
piernas de estrella fugaz
tiemblan,
se aflojan diluyéndose, caen
hasta quedar en el suelo.


© Romina R Silva

4 comentarios:

Blogger Leny Pereiro ha dicho...

Bellísimas imágenes para describir esta profunda mirada...Hermoso poema... Besos, Romi 💕

23 de abril de 2018, 9:15  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Esos espejos que nada esconden!! Todo està a la vista. Cariños

23 de abril de 2018, 10:50  
Blogger Pato Berho ha dicho...

Ver más en ese reflejo 😍 bueno amiga querida.

29 de abril de 2018, 20:42  
Anonymous Alicia ha dicho...

El reflejo de instala,lleva la mirada de lo que ve...y en ese ver la soledad..hace cómplice el fenómeno de la dualidad ( arriba y abajo ; cuerpo y alma)

4 de junio de 2018, 1:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal