21/4/18

Poema de Adela Margarita Salas





.-Cabe la noche
en el cuenco de una botella
cuando esperanzas
de licores derramados
embriagan silencios.
Entonces, el amanecer
fluye holgazán
entre el cristal trisado
de una copa
vacía de sueños.


© Adela Margarita Salas

3 comentarios:

Blogger LIDIA CARRIZO ha dicho...

Qué tristeza el vacio silencioso
En tanto la frialdad deshace la esperanza...Lidia Cc.

23 de abril de 2018, 3:49  
Blogger Marta Rosa Brignolo ha dicho...

Bonito y triste ...
Marta Rosa

24 de abril de 2018, 6:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Fuerte y sentido poema. Bellas palabras, Adela.

Cristan Jesús Gentile

26 de abril de 2018, 16:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal