31/3/18

Poema de Mónica Aramendi



Bajan al mundo de las pestilencias
donde anidan voces que jamás se escuchan,
secretos y llantos prohibidos.
La escalera sólo baja
cada escalón encadena
la tapa que pronto cerrarán.
La ciudad escenario
Se prepara la función cotidiana.
Para que otros rostros
enrojezcan de risa
y olviden el olvido.
Hormigas subterráneas sin salida.

© Mónica Aramendi

1 comentarios:

Blogger Isabel ha dicho...

"hormigas subterráneas sin salida" verso ideal para cerrar un poema buenísimo. Un abrazo Isabel Llorca Bosco

7 de abril de 2018, 19:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal