7/3/18

Poema de Ignacio Giancaspro



RELÁMPAGO Y TRUENO 

Relámpago y Trueno
y la lluvia sobre las arenas
las palmeras se doblan milenarias
sobre sus propias lágrimas. 

Después frescor
y el viento
irisando el agua de los charcos
convocando nuevamente
a los pájaros
a cumplir su promesa 

Y un sol de rabia
rebotando en las casas blancas
de cal
incendiándose
entre los hierros rojos retorcidos 

retoma el diálogo con un naranjo
sobreviviente extraño
que no entiende el juego de los niños
al borde peligroso
del juego y del ensayo 

En la noche la luna levanta
la harina primordial de los huesos
en largas pinceladas hacia el cielo
ya no es tiempo
de mirar a las estrellas 

En el vano de una puerta
con un niño en los brazos
y la mirada perdida
una madre espera
espera
el olvido de un regreso
es una madre palestina


© Ignacio Giancaspro

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

querido de mi alma, juglar impecable en este poema que duele, y mucho, realidad descripta con gran maestría. abrazo inmenso!! susana zazzetti.

7 de marzo de 2018, 20:52  
Anonymous bessi ha dicho...

El dolor del pueblo palestino atraviesa toda tu poesía y a mí también. Duele que ocurra y qué bueno que lo hayas podido poner en palabras tan precisas y bellas
beatriz

9 de marzo de 2018, 0:36  
Blogger Isabel ha dicho...

ignacio, bellísimo poema. Un gran beso Isabel Llorca Bosco.

9 de marzo de 2018, 21:01  
Blogger grace corrao ha dicho...

Es obligatorio recirdar y gritar el dolor de lis pueblos en guerra
La guerra despareja y mas injusta equiparable al
Holocausto

10 de marzo de 2018, 19:10  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Doloroso y conmovedor tu poema, querido Ignacio!
La poesía te celebra el grito!

Besosssssssss

11 de marzo de 2018, 11:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Es contundente, real, cierto. Y bello aún la tristeza.
Un abrazo
Betty Badaui

14 de marzo de 2018, 17:59  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal