7/3/18

Poema de Carmen Amato


  
En el Vall de Nuria.
                                                   
                        Para Luis Felipe

El tren inquieto cruza el luminoso instante
y nos sorprende el día con su sonrisa congelada.
La nueva vía que ahora ven mis ojos
                    pone un bosque en mi pecho.
El pueblo rumoroso mira desde adentro al inmaduro invierno:
             Niño que juega con las nubes
                           y luego cierra el párpado.
Desde la cumbre agua bajando. Mirada vertical la de la luna
             que me miró esta mañana
                                      imperturbable
          en el Vall de Nuria.

© Carmen Amato

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso poema, Carmen, es como el paisaje cruzado por un tren que contiene las palabras.Abrazos
Rosa Lía

7 de marzo de 2018, 21:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muchas gracias Rosa Lía.

15 de marzo de 2018, 19:50  
Anonymous Silvia ha dicho...

Qué hermoso! Un pueblo que juega en invierno. Cuánta belleza y ternura.
Me encantó.
Abrazo, Silvia.

24 de marzo de 2018, 13:27  
Blogger Susana Rozas ha dicho...

Muy buen ritmo. Con palabras adecuadas, me gustó tu poesía, Carmen.

3 de abril de 2018, 23:46  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal