25/2/18

Poema de Rubén Amaya



El amor es una feroz tormenta de verano

El amor es una feroz tormenta de verano,
que nos sorprende a la intemperie;
desordena y destroza el orden
donde teníamos acomodadas
las discretas y educadas emociones.
Nos dispersa por regiones extrañas,
como hojas del árbol arrancadas en otoño.
Entonces somos niños fascinados
por un cuento fantástico,
hasta que la adulta realidad nos dice
que las hadas no existen.
Y el amor se transforma en una historia
que solemos releer de vez en cuando,
asombrados de tanta fantasía.
Inevitablemente el verano regresa,
y una nueva tormenta.

© Rubén Amaya

2 comentarios:

Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Muy cierto, Suerte que son tempesyades que amianan. Abrazos.

28 de febrero de 2018, 14:08  
Blogger Patricia Corrales ha dicho...

Genial forma de decir
Patricia Corrales

28 de febrero de 2018, 23:40  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal