23/1/18

Poema de Alicia Márquez


ALMEJAS

A los diez años me encantaba cazar almejas.
Metía mis dedos índice y mayor en la arena de Villa Gesell,
(Guesél, me decía la abuela alemana de una amiga),
metía los dedos en la arena húmeda,
y apenas la ola se arrepentía
¡zas! la almeja era mi prisionera.
No sé si me gustaban tanto como el impulso
primitivo de cazarlas, como si tuviera que sobrevivir,
como si mi vida dependiera de ellas.
Mamá las ponía en un balde, para purgarlas y después
las abría y las colocaba en un frasco.
Mientras tanto, yo me ganaba una innumerable cantidad
de ampollas en mi espalda y todas las pecas del Universo,
pero era la envidiada cazadora de almejas de Gesell.
Gesell está lleno de nazis, decían algunos.
Yo no sabía demasiado del asunto, aunque esa
palabra me hacía doler el estómago.
Sólo que un hombre muy rubio, todas las tardes
y a la misma hora, se ponía una gorra que decía Graf Spee
y salía en su bicicleta como si fuera un barco
por las calles de arena apisonada.
Pero un día, de curiosa, me metí en la cocina del hotel Viena
que estaba bastante sucia, por otra parte.
Allí, el terror. El dueño del hotel, un hombre de dos metros
de alto, con los ojos azules más pavorosos de los que tenga memoria,
mirándome con furia y golpeando con el bastón la pierna ortopédica
o pata de palo, como decíamos los chicos,
me gritó, con un bramido: Was machst du denn hier???!!!
En ese momento descubrí lo que sentían las almejas.


© Alicia Márquez

9 comentarios:

Blogger creactivo ha dicho...

que hermoso recuerdo Alicia
Diego Bennett

23 de enero de 2018, 12:25  
Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

MUY BUENA ALI TU CAZA DE POEMAS BRAVO!!!!

26 de enero de 2018, 19:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Bellísimo!! Un abrazo

27 de enero de 2018, 15:34  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Siempre sorprendiéndome, maravillándose , dibujando una sonrisa en mi rostro mientras te leo. genia!!

30 de enero de 2018, 0:32  
Blogger Mariano Parente ha dicho...

Que fuerte Ali !!! Tan certero tu estilo como aquel grito y aquel gusto !!!

1 de febrero de 2018, 0:57  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me encanto leerlo abrazo
Floralevi

2 de febrero de 2018, 11:42  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Muy bueno, Alicia! Narrativo y metafórico, el poema se expande...Abrazo, Inés.

3 de febrero de 2018, 18:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me encanto, Alicia! Siempre con tanto vuelo y compromiso tus palabras! Felicitaciones!
Abrazo.
Aly Corrado Mélin.

4 de febrero de 2018, 9:54  
Blogger Teresa Gerez ha dicho...

Alicia, me encantó tu poesía con almejas y dedos hundidos en la arena. Y siempre tu grito de libertad! Abrazo.

18 de febrero de 2018, 18:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal