23/1/18

Poema de Clarisa Ollivier




Espero en el extremo del muelle
Miles de barcas comercian silenciosas
Miles gozan miles empobrecen
Miles de barcas nada saben
El gran comercio aturde siempre
Sigo de pié
Esperando en el extremo de aquél muelle
Me atrae el sol
Me atrae la neblina que me anima mas no salto
Aún mi barca aún mi vela no llegan
Apuran las horas los días lentos pasan
No estoy solo en el muelle
Éste es tan vasto
Como los ojos que observan sin frío y sin sed
Espero en el extremo del muelle
-Ya te lo he dicho-
Pero hoy he avanzado
Ho trovato -trovadore morto- la Antica barca
Barcarella bianca barcarella chiara
Aquella hecha sólo para mí
Pintada con tu nombre en la proa
Yo y mi barca y el sol y la niebla
El mar y mi hoy indefinido
Entonces
Invito al Cristiano y al Estoico
Por una guía junto a sus miradas
Ninguna respuesta ninguna pregunta
Ninguna duda
La muerte ya me ha atrapado
Espero en el extremo del muelle
-Ya te lo he dicho-


© Clarisa Ollivier

1 comentarios:

Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

Clarisa ¡Quanto bello il tuo poema!

26 de enero de 2018, 19:12  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal