11/7/17

Poema de Alicia Cora Fernández


SORDA, CIEGA Y MUDA 

Hoy decido abolir todos los anocheceres para que mis días se multipliquen. 
Estoy quemándome en tus mentiras, tu pasión y tus fuegos. 
Siento en el cuerpo y bajo estos pies todas las angustias y todas las alegrías. 
Hago de tus mentiras mi verdad y absurdamente le confieso mi amor a una estatua.  
Ya es tarea imposible no caer en el ridículo y en la red que vas arrojando sobre mí. 
Alborozo de alondras con gargantas de campana cantando en arrebato. 
Sus alas destrozan cristales golpeando las ventanas al intentar salvarme. 
Embozo a mi sombra que me espía de a ratos y le impongo un toque de queda. 
Victorioso mi amor, sigue tu ruta esquiva. 
El sendero con vos es una gran autopista graffitada en trazos en futuro.



© ALICIA CORA FERNÁNDEZ
Imagen enviada por la autora del poema

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Amiga mía, qué hermosura de poema. Lo leí varias veces y me pareció genial, las imágenes y esa irrefrenable ambición de superar todo me emocionó. Te mando un abrazote grande y será hasta la próxima lectura de uno de tus poemas. Tu amigo de siempre Eduardo Calabrese.

16 de julio de 2017, 10:53  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente poema Ali, me encantó. Un placer leerte. Beso de Haydeé M. Catalani.

21 de julio de 2017, 17:30  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal