24/3/17

Poema de Cristina Gauta




Empeñado en demostrar
el sabor febril de la ternura
se filtró tenaz en mis certezas
Como el fuego o un río
atravesó el aire
con girasoles abiertos en la sombra.
Y fue el pulso de una hoguera
lo que consumió lo inmaterial
lo sagrado.
Tan escéptica y pagana
tuve que admitir como verdadero
el respiro irracional de una boca.
Porque la sangre no corre
en un trayecto ciego
se detiene y estalla
en el punto exacto del incendio


© Cristina Gauta

9 comentarios:

Blogger Gustavo Tisocco ha dicho...

Bienvenida Cristina a este sitio que pretende difundir a poetas contemporáneos, mes a mes serás publicada. Abz, Gus.

24 de marzo de 2017, 11:26  
Anonymous María Fernanda Regueiro ha dicho...

Bienvenida con tus poemas amiga querida!

26 de marzo de 2017, 11:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Precioso e intenso poema. Bienvenida al sitio de la Poesía. Carmen.

26 de marzo de 2017, 14:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Hermoso y sutil tu poema, Cristina!
Felicitaciones y un beso grande de bienvenida
María Rosa León

26 de marzo de 2017, 16:22  
Blogger Ana Romano ha dicho...

Bienvenida Cristina con este bello y sutil poema.
Un abrazo Ana Romano

27 de marzo de 2017, 9:49  
Anonymous Alicia Albanesi ha dicho...

SUCEPTIBLE EL ALMA SE ATRICHERA ! AFECTUOSAMENTE .

29 de marzo de 2017, 22:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...


si, es un poema fuerte y contundente como una pedrada, me gustó su manera asertiva de decirse.
gracias
Walter

1 de abril de 2017, 11:06  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Qué belleza, Cristina, un placer leerte.
Bienvenidas tus palabras a este sitio de Gus.
Un gran abrazo
Betty

1 de abril de 2017, 23:51  
Blogger claudia tejeda ha dicho...

Bienvenida Cris.
Una belleza esos girasoles abiertos en la sombra.
Te abrazo

claudia

5 de abril de 2017, 17:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal