8/2/17

Poema de Graciela Licciardi


acecha constante
en  el rincón                el miedo
se agiganta en el deseo
de acotar a la víctima
deshaucia el yacente cuerpo

la presa es suya
espera paciente a su lado
sabe que el momento llegará
indefectible
ineludible
ronda con sus fauces abiertas
el día de temer
hasta que arribe
a eso que llaman destino


© Graciela Licciardi

8 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Genial, Graciela! La más perdecta y bella definición del destino.
Aplausos, bises y besos
María Rosa León

10 de febrero de 2017, 17:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias Marita...
Graciela Licciardi

11 de febrero de 2017, 19:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me gusta la fuerza de cada palabra en este poema! Hermoso!
Cariños
Aly Corrado Mélin

12 de febrero de 2017, 9:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Magistral poema, querida Grace! Un abrazo

12 de febrero de 2017, 15:03  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Impecable definición en versos.

12 de febrero de 2017, 23:02  
Blogger Pato Berho ha dicho...

Gracias , mientras llega leo poesía, buena.
Saludos .

21 de febrero de 2017, 16:30  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La fuerza abraza siempre tu poema mi querida Graciela. Placer puro para mis pupilas y amistad. Mary Acosta.

25 de febrero de 2017, 17:16  
Blogger Anamaria Mayol ha dicho...

Muy bueno...el día de temer llega irremediablemente..Unos abrazos

1 de marzo de 2017, 19:12  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal