8/2/17

Poema de María Montserrat Bertrán


Estirar el límite hasta el azul más extremo

y bajar

al valle de una flor
a la fruta prohibida

roja

sumergirme en el lago
y tras salir de él
sacudiendo bien las plumas

volver a la cima
sin prisa
por la pura respiración de la piedra

y así sucesivamente…



© María Montserrat Bertrán

8 comentarios:

Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Muy bueno y original
Abrazos

8 de febrero de 2017, 12:38  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Muy bueno y original

8 de febrero de 2017, 12:39  
Blogger Romina R Silva ha dicho...

Snesación de purificación y libertad...gracias

8 de febrero de 2017, 17:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El poema es muy sensual, diría que Eros está presente en todo él
Graciela Licciardi

9 de febrero de 2017, 18:18  
Blogger Isabel ha dicho...

Sereno, despliega una versión de "abajo, pecado y purificación" y también en una vida inocente para el ave,conformadas en el azul y el rojo del fruto. Muy bello, Montse.No desecharía lo erótico. Me encanta "basjar/al valle de una flor". Un beso Isabel Llorca Bosco

11 de febrero de 2017, 8:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Dulce erotismo en letras que dibujan sueños y deseos. Bello gracias por compartir. Vic

11 de febrero de 2017, 8:49  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

qué creatividad!!
Me encantó María!!

12 de febrero de 2017, 23:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Genial amiga esta poesía. Me invade todos mis sentidos Hasta "el ruido"de morder esa manzana.

Carla Torres

17 de febrero de 2017, 19:21  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal