4/2/17

Poema de Griselda Rulfo


Me envuelve una sombra gigante 
con el rigor de la piedra 
entre las manos. 
Heridas surcan el cuerpo ultrajado 
y la carne se enluta de deseos. 
La piel marca huellas 
en el calor del desierto. 
Brillan los huesos 
bajo las alas del cuervo.



© Griselda Rulfo

14 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Esparado de vos, este poema es un grito, un gemido, una dardo al corazón

Susana Giraudo

4 de febrero de 2017, 13:31  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Griselda; me envuelvo en tu suspenso, revuelo, sueño, aparto las piedras, y duermo. Besos.Marta.

4 de febrero de 2017, 14:44  
Anonymous Ivana Szac ha dicho...

Griselda:
Un poema con muy buenas imágenes. Fuerte como tu lenguaje y con un buen final "Brillan los huesos/ bajo las alas del cuervo" Gracias por compartirlo. Abrazos

4 de febrero de 2017, 16:23  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

uuuuuffffffffff
me duele a mi!!
abrazo

4 de febrero de 2017, 17:47  
Blogger susana de iraola ha dicho...

Amiga decir con
Fuerza es maravilloso!

4 de febrero de 2017, 21:37  
Blogger susana de iraola ha dicho...

Amiga decir con
Fuerza es maravilloso!

4 de febrero de 2017, 21:37  
Blogger susana de iraola ha dicho...

Fuerte y claro

4 de febrero de 2017, 21:38  
Blogger Ana Romano ha dicho...

Buen poema, con un verso final que sorprende:
Brillan los huesos/ Bajo las alas del cuervo.
Un cariño Ana Romano.

5 de febrero de 2017, 11:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

tan vos. tan vos. tan vos. susana zazzetti.

5 de febrero de 2017, 14:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Cuánto dolor esculpido en los huesos de la poesía.
Te abrazo.

claudia tejeda

6 de febrero de 2017, 9:33  
Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Me estremeció tu poema Griselda.

6 de febrero de 2017, 17:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Poema profundo, lacerante, lleno de dolor, llega al corazón
Graciela Licciardi

9 de febrero de 2017, 18:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Buenísimo, Griselda. Yo sabía que aquellas piedras las ibas a utilizar. Poema crudo, es decir, cruel. Puro equilibrio en el tono desamparado del desierto. Un gran beso Isabel Llorca Bosco

9 de febrero de 2017, 20:57  
Blogger Anamaria Mayol ha dicho...

un poema contundente ..con el rigor de la piedra Bello Gris Un abrazo

1 de marzo de 2017, 19:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal