20/12/16

Poema de Carlos Morteo

  
 ecos a la madrugada 

las dos guitarras
le hablan un tango
en arpegios latosos
y corridas de bordonas

la mujer de negro
responde en canción
ese diálogo privado
del que público y vino
dicen  saben  creen
por sus propios dolores

sólo escuchan signados
en contrapunto y humos
la voz abatida y las violas
en su mágico coloquio
de curvas   oquedades
donde no hubo
           ni habrá justicia
sólo amores desesperados


© Carlos Morteo

1 comentarios:

Blogger Dardo festino ha dicho...

La noche, las violas, la desesperación, muy bueno Carlos!

21 de diciembre de 2016, 10:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal