2/11/16

Poema de Diego Bennett


Suelto

La locura es amiga de la mariposa sin alas
que intenta escapar por la fría ventana.
Insuperable, su reflejo es dibujo en mi algodón negro,
sombra en mi regazo…

El que grita improperios de desesperación
en la estación enferma de la autómata descendencia
me mira a mí, nos mira a todos.
Suplica ensimismado que se abra un hueco sin filos en el vidrio de la desilusión.
Le ahueco el túnel con un simple aleteo,
le acerco la insanía a la libertad…
…y suelto

Vivimos privados de nuestra propia locura,
los vendavales se apropian de la sed.
En el cuarto de al lado bailan un mambo,
les molesta mi silencio, los entibia el placer.

Otra vez camino empapado,
entumecido el futuro,
deshechado el vaivén.
Tu soplido no llega a blandir mi lóbulo,
el globo de ausencia penetra tu piel…
y suelto…

otra vez...


© Diego Bennett

4 comentarios:

Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Me quedo en el poema, en silencio.

Abrazo
Elisabet

2 de noviembre de 2016, 20:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Y sí... a veces, muchas, el silencio molesta.
Bello poema Diego.

Abrazo,

Alicia Márquez

3 de noviembre de 2016, 10:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias Alicia, gracias Elisabet
En silencio
gracias

Gracias Gus por publicarme

Diego Bennett

6 de noviembre de 2016, 15:24  
Blogger Adriana ha dicho...

Me gustó este poema inquietante, oscuro y al mismo tiempo tan claro para traducir la soledad, la angustia, la indefensión del ser humano frente a las irremediables decisiones que debe tomar. Tiene imágenes muy originales. Un abrazo. Adriana Maggio

7 de noviembre de 2016, 8:53  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal