1/11/16

Poema de Clelia Bercovich


EL EXTENSO PAÍS DE LA INFANCIA

(  a Eduardo  Bercovich , mi primo)

Tu casa era una higuera. La parra.
El árbol de granadas.
Las rotativas de la imprenta.
Mi casa eran los patios en lo que habíamos cocinado con barro
y ceniza volcánica.
Había un aire de go home.
 De ‘ Yo acuso’  y los Rosemberg.
Y de Xavier Cugat con Abe Lane.
Mi hermana discutía con los que distribuían la biblia 
se quedaba en las reuniones del PC
y mi padre tronaba.
Yo andaba con Kafka bajo el brazo
y vos te preguntabas sobre el infinito
o sobre  la Selecciones del Reader’s Digest.
Los gatos nos miraban estratégicos y huraños
Desde un tapial con musgo  escribía el tiempo

Que sí pasa.



© Clelia Bercovich

9 comentarios:

Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Belleza total, final muy bueno.

Abrazo
Elisabet

1 de noviembre de 2016, 14:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡ todo un cuadro familiar bello, con la nube de la añoranza.susana zazzetti.

1 de noviembre de 2016, 19:57  
Blogger Isabel ha dicho...

Clelia, el raro poder de síntesis, la diseminación de nombres como diseminados por la memoria /algunos no los conozco) Espléndido final. Borges dice que el tema de Kafla es el infinito. Original y tuyo. Beso Isabel Llorca Bosco

2 de noviembre de 2016, 14:39  
Anonymous Anónimo ha dicho...



¡Ay Clelia! Qué maravilla de poema. Todo, todo me llevó de la mano hacia mi propia infancia. Bello. Gracias.


Alicia Márquez

3 de noviembre de 2016, 10:33  
Blogger Adriana ha dicho...

Muy bueno. Resume la historia en cuatro trazos y despliega una melancolía dulce. Un abrazo. Adriana Maggio

4 de noviembre de 2016, 23:58  
Blogger Marily Canoso ha dicho...

Qué lindo, Cle!!!! Comparto con vos ese imaginario de cine de pueblo y la naturaleza a toda marcha y la sensación de estar del otro lado!!!!

5 de noviembre de 2016, 18:08  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Partes y secuencias de la vida, en esos años que construyeron la memoria, me encantó.
Fuerte abrazo

6 de noviembre de 2016, 13:05  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tan hermoso poema, con su melancolía y añoranza, pero por sobre todo, con la lúcida selección de la memoria que se detiene en los puntos exactos en que una vida se apuntala para su construcción. Gracias Cle!!!!
Raquel Jaduszliwer

13 de noviembre de 2016, 16:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy hermoso Clelia!
Me fui por este paisaje conmovedor, lleno de imágenes, sensaciones , de poesía en el corazón del tiempo...

Gracias por compartirlo,
Abrazo!
Montse Bertrán

17 de noviembre de 2016, 11:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal