9/9/16

Poema de Lucía Serrano




ALTAR DE ESPEJOS 

Tinieblas que envuelven las últimas lágrimas antes del abismo. 
Revés sacrificando al sol. 
Ciega condena para nunca encontrarse. 
Voraz fisura inmersa en una ley sin alianzas. 
Escena que atestigua que hubo espejos en lo alto, 
que hubo quien deseó llegar allí. 
Palpitación sometiendo las visiones. 
Altar de espejos, inminencia de los desencuentros. 
El enemigo avanza sin párpados y ciego, 
aún nos queda tiempo, no más encuentros. 
El camino que resta, se hace a solas y en silencio. 


© LUCÍA SERRANO

4 comentarios:

Blogger Cecilia Moncalvo ha dicho...

"aún nos queda tiempo", aún el abismo tiembla en el reflejo de la luna

cálido texto Lucía!
un abrazo
Cecilia M.

10 de septiembre de 2016, 12:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

cada desencuentro, un enemigo ciego, impredecible, por eso laseguridad de la soledad. Filosa imágenes, me gusta este poemazo.

A. mMrelli

10 de septiembre de 2016, 15:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"El camino que resta, se hace a solas y en silencio."
Un cierre magistral para este poema que es un bello canto de amor y desamor, Lucía.
Aplausos, bises y besos
María Rosa León

11 de septiembre de 2016, 6:28  
Blogger LIDIA CARRIZO ha dicho...

MUY BUENO LUCÍA EN CONCILIACIÓN CON LA ESPERANZA AL FIN....UNA SOLEDAD PARA MEDITAR Y ESA LUZ DE ESPERANZA SEA UN NUEVO AMANECER! ME GUSTÓ TU POEMA PLACER LEER TU OBRA LUCÍA77
lidiacc.

2 de octubre de 2016, 14:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal