9/9/16

Poema de Cecilia Moncalvo

 


Eso de tanto extrañarte cuando escucho tu cd de jazz 

después de la súbita petit morte camino
esa luz intermitente
donde me hundes te acoplas
en el devenir, love
llanura di te que anidaré
donde ríes me derrotas sombras

después hay los resabios negros
una puerta
discos pasillos amurallados
el reloj retumba en casa a ingrávida fuerza de memoria
los añicos arden en las pistas di te

¡canta love!
aún siento afonía en los acordes
todo suena a herrumbre de soslayo
aún es ese viento roto en la burbuja
love, sin después


© Cecilia Moncalvo

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Uf!! Duele.

10 de septiembre de 2016, 15:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La fuerza evocativa de tu voz poética en este bello canto de amor y dolor...
¡Me encantó tu poema, Cecilia!
Felicitaciones y un beso grande
María Rosa León

11 de septiembre de 2016, 6:23  
Blogger Cecilia Moncalvo ha dicho...

Muchas gracias por los comentarios. Muchas gracias María Rosa! Un beso grande

El poema está dedicado a mi amigo y gran poeta Hugo Princ, quien desgraciadamente falleció y muy joven y muy repentinamente. Su amor es luz que duele.

12 de septiembre de 2016, 0:25  
Blogger Cecilia Moncalvo ha dicho...

Gracias Gustavo por el espacio y el tiempo en componer un clima al texto. Gracias por los comentarios y a María Rosa. Un beso

12 de septiembre de 2016, 23:37  
Blogger Dardo festino ha dicho...

Hermoso poema Ceci!

12 de septiembre de 2016, 23:38  
Blogger Josefina Fischer ha dicho...

Me encantó!
Hermoso en cada línea, cada miga de nostalgia duele al masticarla, se digiere y explota. Impecable, como se toca la imposibilidad de la carne, y es más que el cuerpo faltante, se siente.
UFff

Abrazo!

24 de septiembre de 2016, 16:41  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal