7/9/16

Poema de Susana Zazzetti


con la vida en la boca 
sin ramas lastimando el costado 
no quiero repetir palabras. 
ni miedos. 
ni silencios. 
ni errores. 
dame una tregua. 
una tregua. 
una canción de cuna. 
dame el oído de Dios 
la luz de un ciego 

sobre este trozo de pan.

© Susana Zazzetti

28 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Emoción que emociona, ¿qué otra cosa es la poesía, Susana? Bellísimo.

Claudio Simiz

7 de septiembre de 2016, 21:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Sutil y profundo arte poética. Gracias.
Walter Mondragón

8 de septiembre de 2016, 13:14  
Blogger Vuelo de noche ha dicho...

conmovedora y bella plegaria, al menos por su belleza y entrega, debería ser efectiva. Un abrazo,Susana. Marta Ortiz

8 de septiembre de 2016, 14:45  
Blogger Josefina Fischer ha dicho...

"Con la vida en la boca " pero qué hermoso comienzo, la omnipotencia junto a la suplica de una tregua...
Muy lindo

8 de septiembre de 2016, 23:23  
Anonymous Anónimo ha dicho...

De una ternura profunda! Muy bello.
Alicia Corrado Mélin

9 de septiembre de 2016, 11:16  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Expresiones máximas y un poderoso final.
Un abrazo
Betty

9 de septiembre de 2016, 14:43  
Blogger Susana Giraudo ha dicho...

Acostumbrados como estamos a tu modo de vivir en poesía, no es de extrañar este maravilloso ruego, muy propio de vos, de tu profundidad y tu manera de vivir en el otro.
Susana Giraudo

10 de septiembre de 2016, 15:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Luminoso!!

A. Morelli.

10 de septiembre de 2016, 15:43  
Anonymous Ivana Szac ha dicho...

Susana:
Como siempre un placer leerte! un poema lleno de imágenes que me conmueven! Realmente muy bello. Graciasssss

10 de septiembre de 2016, 16:01  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

Mi cariño a tu hermosa poesía , María Luisa MARQUEZ

10 de septiembre de 2016, 17:56  
Anonymous Ignacio ha dicho...


No sabes la alegria y felicidad de apreciar esta MARAVILLA de poema

Ignnacio

10 de septiembre de 2016, 20:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bravo Susana!!!

Mi abrazo!
Tere Vaccaro.

10 de septiembre de 2016, 20:23  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello, profundo y conmovedor, tu poema, Susana.
Aplausos, bises y besos
María Rosa León

11 de septiembre de 2016, 6:35  
Blogger Tony ha dicho...

Susana, bello poema, desgranando el alma y sus entretelones. Abrazo. Antonio Pourrere

11 de septiembre de 2016, 11:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermosísimo poema! Abrazo. Amalia M. Abaria

11 de septiembre de 2016, 12:47  
Anonymous Anónimo ha dicho...



El ruego, el pan, la ternura y la emoción rotunda planeando sobre este gran poema.

Abrazo,

Alicia Márquez

11 de septiembre de 2016, 15:54  
Blogger Cecilia Moncalvo ha dicho...

"Dame el oído de Dios"

alimento invocado a la mesa de una tregua.

Bello y cálido, Susana!

Un abrazo,

Cecilia M.

12 de septiembre de 2016, 0:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

vos sos la luz sobre el trozo de pan, vos sos el oído de Dios, la traducción de sus palabras.
Sos preciosa.
Te abrazo

claudia tejeda

12 de septiembre de 2016, 10:25  
Blogger sacanueces ha dicho...

sin palabras! la emoción me corta la voz!! es bellísimo!!! gracias, gracias, gracias!!! francisco

13 de septiembre de 2016, 11:08  
Blogger Adriana ha dicho...

Bello texto, lleno de sabiduría. Me gustó mucho. Un beso grande. Adriana Maggio

13 de septiembre de 2016, 12:25  
Anonymous Carmen Barrionuevo ha dicho...

Bellísimo Susana!!

13 de septiembre de 2016, 13:46  
Blogger Isabel ha dicho...

Susana, tu poema estremece. Las oraciones, el pedido,
son perfectos en sus voces (cosa que en la magia es garantía de ser escuchado". Toso es hermoso, pero los nombres de la tregua, los versos finales tocan lo sublime. Gracias por este poema que nos mueve a pedir
con tal humildad. un beso grande Isabel Llorca Bosco

15 de septiembre de 2016, 20:51  
Anonymous María Marta Donnet ha dicho...

Muy bello tu poema ! Gracias !

18 de septiembre de 2016, 12:34  
Blogger Mariano ha dicho...

Es un poema que conmueve, querida Susana, con imágenes y asociaciones que fulguran en nuestro espíritu. Cada palabra vale su peso en poesía.
Felicitaciones y un gran cariño.

Mariano Shifman

20 de septiembre de 2016, 19:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Maravilloso poema, Susana! Un abrazo

20 de septiembre de 2016, 21:59  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida Susana,
la delicadeza, humildad y sabiduría, como siempre, presentes en tu palabra. Me encantó, es como una plegaria para detenerse y solo agradecer a la vida.
Un gran abrazo
Juany Rojas

23 de septiembre de 2016, 21:15  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Conmovedora y bella plegaria , gracias

24 de septiembre de 2016, 17:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un ruego profundo y luminoso, eso es la poesía, un abrazo


Silvia Loustau

24 de septiembre de 2016, 19:20  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal