16/9/16

Poema de Anny Guerrini




Aquí estoy
exiliada de mi río y de mis sierras.
Médula verde fugitiva
destrenzando el último recuerdo
de cantos y primicias aurorales.
El viento del sur
abofetea los tamariscos
que hienden el horizonte a dentelladas.
Una luna ocre bordea el creciente azul
y el mar mutila
los postreros dedos de la tierra.
Desde las piedras
un silencio angular
habla con latido de estrellas.
Estoy aquí
Solitaria como esa lágrima
en mis pupilas.
Sola
como la pluma que cae
de algún impróvido pájaro
 horadado... (como yo)
por los vientos del sur.
Yerma... penitente...
muerdo mis propios alaridos.


© Anny Guerrini

3 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Aislamiento.
Buena descripción del sentir en ese tiempo.
un abrazo

22 de septiembre de 2016, 19:38  
Blogger Ana Romano ha dicho...

Buen poema que refleja ese momento de soledad-
Un abrazo Ana Romano,

25 de septiembre de 2016, 11:43  
Blogger Adriana ha dicho...

Muy buen poema, en que el dolor adquiere categoría estética, en manos de imágenes excelentes. Un abrazo. Adriana Maggio

26 de septiembre de 2016, 22:59  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal