10/7/16

Poema de Sandra “Tana” Pasquini




Debajo del vestido
llevo apretadas las siete letras de tu nombre
igual que se lleva a un muerto
bajo el peso agobiante de Febrero
te llevo anclado a la cadera
ungida tu frente con mis sales
con mi sed remota
en mi boca se agita un animal oscuro
un presagio impostado en la voz.
regurgito las palabras sobre la mesa
no se pronunciar el nombre de los días
me quedo dormida sobre los huesos de tu pecho
y sueño que han matado a alguien igual a vos
en un oscuro cuarto de hotel
me despierto creyendo
que son tus manos
las manos del muerto en mi pelo
presiento tus dedos bajo mi falda
como se presiente al ladrón
en la oscuridad agazapado
 la carne se abisma sin respuesta
los animales del miedo mastican pedazos míos
y afuera todo lo que llueve
es tu voz
contra los cristales de la casa.


© Sandra “Tana” Pasquini

10 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

impecable la fuerza de cada secuencia. felicitaciones!

10 de julio de 2016, 21:40  
Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Sombrío e impecable.

12 de julio de 2016, 6:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

vuelvo a leerlo y reafirmo el primer comentario que me pertenece. susana zazzetti.

12 de julio de 2016, 15:55  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muchas gracias Anónimo y muchas gracias Jorge.
Saludos.

Tana Pasquini-

12 de julio de 2016, 19:48  
Anonymous cristina briante ha dicho...

lo bello y lo siniestro en danza.
Te felicito!!!
Cristina Briante

12 de julio de 2016, 20:31  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Intenso poema, con el peso enorme de imágenes que dan cuenta de una ausencia que no se acepta, y desgarra. Muy bueno, Tana!!

13 de julio de 2016, 1:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tanita querida, alcanzás un alto vuelo erótico, pero con matices dramáticos que lo atemperan, convierten al poema en un gemido que contiene un mundo en el que el sueño y la carencia se mezclan sabiamente.
Muy bueno, muy bueno!
Susana Giraudo

16 de julio de 2016, 14:30  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muchas gracias a tod@s por la profundidad de la lectura y los comentarios. Gran abrazo.

Tana Pasquini-

16 de julio de 2016, 20:53  
Anonymous Anónimo ha dicho...


un grande y bello poema lleno de alusiones al deseo perdido al sueño intacto del regreso sin suerte, no sé que tantas connotaciones pueda tener en términos de sus contenidos, pero me llegó en su dolor vivo en su intensidad irrenunciable,
muy pero muy bueno
gracias
Walter mondragón

23 de julio de 2016, 19:42  
Blogger Cristina Ramb ha dicho...

La oscuridad asociada a la ausencia. Me gusta. Que placer encontrarte aquí Tana. Un abrazo

25 de julio de 2016, 17:43  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal