8/7/16

Poema de Hugo Francisco Rivella


MAR Y TIEMPO

El mar dejó sobre la playa una moneda que tiene adentro un barco que se hunde,
y tiene,
rocas de forma indefinida como el tiempo sin límites del hombre.
Se deshuesa en mi cuerpo,
deambula por mis párpados,
sale a hablar del crepúsculo con los viejos marinos
que beben su corazón a cada trago.

Danza en las olas como el sueño de un caballo herido.


© Hugo Francisco Rivella

15 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

- Mar y Tiempo - infinitos ambos!!
Al "mar" se deleita-
El "tiempo" es lo mejor que podemos brindarle a quienes amamos.
Bello poema!!
Un abrazo Hugo!!

8 de julio de 2016, 17:30  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

La moneda en la playa con el barco que se hunde y rocas de forma indefinida como el tiempo sin límite del hombre...qué buenos versos...todos...y el final! Gracias. Abrazo, Inés Legarreta

8 de julio de 2016, 18:18  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Bellísimo! gracias por compartirlo
Un abrazo Graciela Barbero

8 de julio de 2016, 21:13  
Blogger Liliana ha dicho...


Y mientras leo una sonrisa se hace cómplice, admiro al poeta, admiro al amigo que sabe sacarle lustre a las palabras, a las imágenes. Bien Rivella!


Lily Chavez

9 de julio de 2016, 16:59  
Blogger Anamaria Mayol ha dicho...

Hermoso y profundo como siempre Te abrazo querido poetas Un placer leerte

10 de julio de 2016, 9:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hugo, qué placer leerte, como dice Lily, le sacás lustre a las palabras! Yo también te admiro.

Abrazo

claudia tejeda

10 de julio de 2016, 10:29  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Hermoso poema donde el tiempo juega a ser agua y el poeta cabalga sobre las olas.Bello abrazos amigo

10 de julio de 2016, 18:12  
Blogger Leonor Mauvecin ha dicho...

Hermoso poema donde el tiempo es agua y el poeta cabalga las horas . Un abrazo

11 de julio de 2016, 17:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querido poeta, esa moneda en el mar como aquel aleph que contenía el universo, un placer leerte, como siempre.
Sonia Rabinovich

13 de julio de 2016, 20:29  
Blogger Adriana ha dicho...

Me encantó este poema, tan armonioso y lleno de sabiduría. Un placer, leer sus imágenes poéticas de original belleza. Un abrazo. Adriana Maggio

14 de julio de 2016, 17:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Poema vigoroso y sensual. La presencia del caballo, la arena y el mar, conforman un paisaje salvaje y muy masculino, suavizado por la impecable línea poética a la que nos tenés acostumbrados.
Susana Giraudo

16 de julio de 2016, 14:34  
Blogger LIDIA CARRIZO ha dicho...

QUÉ DECIR AL POETA QUE PISA FUERTE!... ESA AMALGAMA QUE FORTALECE EN CADA SIGNO... SU MENSAJE TAN SUTIL COMO BRAVÍO Y ESA DOCILIDAD AL SOLTAR TU SILENCIO.... MI AD-MI-RA-CIÓN...
UNA AMIGA LIDIACC.

16 de julio de 2016, 15:14  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Bellos versos, imágenes fuertes, comoentre otras, la del barco que se hunde en la moneda (!!!) y la de los sueños del caballo herido. ¡Me encantó!!

17 de julio de 2016, 3:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...


este poema comunica su fuerza su intensidad a través de imágenes inéditas, y el cierre es muy justo también.

Walter Mondragón

23 de julio de 2016, 18:50  
Blogger sacanueces ha dicho...

me gustó, tiene sabor a inmensidad, a la imposibilidad del límite ni si quiera imaginándolo! hermosamente dicho, gracias por compartirlo, francisco

3 de agosto de 2016, 22:43  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal