18/6/16

Poema de Valeria Cervero


De qué manera nombrar la fragilidad
de los estados, los cuerpos,
los roces.
Un simulacro de duración nos atrapa
como la cabina de un ascensor,
aunque nunca llega a volverse casa.
Las imágenes vienen a decir lo que nunca
e insisten
en que no hay ayer
que se deslice
tan fácilmente de nuestro sitio.


© Valeria Cervero

6 comentarios:

Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

¡Excelente!! Muchas gracias pir compartir!!

18 de junio de 2016, 14:09  
Blogger mariel monente ha dicho...

tan frágiles y humanos, Valeria, este deslizar interminable que tan bien nombras...gracias por tu poesía Valeria!

18 de junio de 2016, 20:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"de qué manera nombrar la fragilidad..."

Hermoso poema Valeria, sugestivo, rozando el misterio y muy transparente,

Abrazo!

18 de junio de 2016, 20:44  
Anonymous cristina ha dicho...

me encantò!!!
Cristina Briante

20 de junio de 2016, 10:11  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El comentario sin firmar fue mio Valeria,

Montse Bertran

20 de junio de 2016, 22:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

gracias, Valeria

29 de junio de 2016, 16:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal