17/6/16

Poema de Susana Zazzetti


hay rastros que nos siguen
en el espejo.
en la puerta cerrada
que acosó el silencio.
en el patio. en el aire.
en la noche bufando su ladrido
robado a la ternura
de los perros.
rastros
como hierro candente
que no puede derretir el sol.



© Susana Zazzetti

17 comentarios:

Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

profundo poema que dice de rastros para reencontrarse , con cariño Maria Luisa Márquez

17 de junio de 2016, 16:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Magnífico poema. Me encantó -·robando la ternura de los perros!".Abrazos Isabel Llorca Bosco

17 de junio de 2016, 16:13  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

"Hay rastros que nos siguen en el espejo" bello como todo el poema. Un abrazo Graciela Barbero

17 de junio de 2016, 17:50  
Blogger Mariano ha dicho...

Un poema escrito desde las entrañas, Susana, pleno de sentido y de sentimiento.
Un gran cariño y mis felicitaciones.

Mariano Shifman

17 de junio de 2016, 20:53  
Blogger Tony ha dicho...

Siempre aunque pareciera que los rastros quedan para otros, son inevitablemnte señales para nosotros mismos que siempre aparecen en algun momento. Bello y profundo poema. Abrazo grande. Antonio Pourrere

18 de junio de 2016, 13:39  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Misterioso y sugerente, existencial, poema que escarba en nuestras dudas e intuiciones. Bello, gracias, Susana, abrazo!!!

18 de junio de 2016, 14:20  
Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

Tal vez sean necesarios para recordarnos algo Un abrazo Susana!!!

18 de junio de 2016, 20:17  
Blogger mariel monente ha dicho...

imágenes que sugieren y nos increpan. Profundo!

18 de junio de 2016, 20:50  
Blogger Ricardo Juan Benítez ha dicho...

Los recuerdos nos asaltan desde cualquier sitio: en los espejos, en las noches desoladas, en los gruñidos de los perros... siempre están allí.

19 de junio de 2016, 12:26  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Y qué seríamos sin ellos? sombras de nuestross delirios, pañuelso de nuestras congojas, tristeza sin honrdras, muertes vividas sin dejarnos su permanencia. Bueno como todos los tuyos,intneso y puro,poeta. Abrazos, Marta

19 de junio de 2016, 15:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola Susana:
yo también pensé rastros como sombras.
Gracias por compartir.
Besos. Tere Vaccaro.

19 de junio de 2016, 21:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Poema intenso , que en breves trazos y fuertes contrastes, recorta el sentido de lo que quiere transmitir. Abrazos
Clelia Bercovich

20 de junio de 2016, 12:41  
Blogger Liliana ha dicho...


Con la intensidad y la magia de siempre.

Lily Chavez

22 de junio de 2016, 10:37  
Anonymous Pauli ha dicho...

Rastros dolorosos como marcas de un hierro al rojo, muy buenos el final de tu poema.

23 de junio de 2016, 10:34  
Blogger sacanueces ha dicho...

bello e intenso!!! hasta quedar con sed después de leerlo!!! me encantó!!! gracias por compartirlo, francisco

25 de junio de 2016, 20:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Mi querida amiga, un poema profundo que sugiere varias interpretaciones, sin embargo todas llevan a buscar en el interior del lector pues los rastros, las huellas pueden ser las frustraciones, los duelos, las culpas, etc.
Te quiero mucho
Juany

27 de junio de 2016, 13:10  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Exactamente, un salto permanente. Hermoso y enorme poema

29 de junio de 2016, 15:33  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal