22/6/16

Poema de Romina R. Silva


De no hablar

De lo álgido que surge
cuando alguien habla en el momento inoportuno,
en ese momento casi tan substancial
como cuando el cirujano entierra el bisturí
en la carne ajena
y la sangre empieza a brotar
como el pasto en verano tras la lluvia,
de eso se trata el juego macabro,
de esconder el dolor tras el silencio,
las miradas tras la soledad,
la rabia tras un insulto vertiginoso
que sale expulsado casi inusitado
sin motivos cercanos aparentes
sólo surge en ese instante
corrompido por el habla ajena
que muerde el cerebro y arranca un pedazo
eso ha de sentir
que le muerden el cerebro y le arrancan un pedazo de paz
y por ese pequeño hueco herido
comienza a brotar lo reaccionario,
el insulto anárquico inmedido.

© Romina R Silva

Imagen enviada por la autora

6 comentarios:

Blogger Romina R Silva ha dicho...

Gracias por esta nueva publicación, abrazos Gus.

22 de junio de 2016, 16:44  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

"que le muerdan el cerebro y le arranquen un pedazo de paz" tremendo. Muy bueno
Un abrazo Graciela Barbero

25 de junio de 2016, 14:07  
Blogger Romina R Silva ha dicho...

Gracias por comentar, abrazo Graciela.

25 de junio de 2016, 16:41  
Blogger sacanueces ha dicho...

me encantó! delicioso! siento la descripción perfecta del -hasta aquí llegué- y se suelta lo indómito, esa bestia salvaje que tantas veces sometemos, por educación, prudencia, tolerancia y respeto o temores que desde niños nos invaden... pero que algo de alguien satura y rompe por fin la línea y vaciamos ahí, justo ahí en ese otro al que no le preocupas o te respeta, toda la cloaca acumulada... quizás desde allende los mares, hasta de otras vidas pasadas... comúnmente dicho, la gota que rebalsa le vaso. gracias por compartirlo. francisco

25 de junio de 2016, 20:23  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Intensa escritura de las emociones, Romina!

Amalia Zacoutegui

26 de junio de 2016, 10:56  
Blogger Romina R Silva ha dicho...

Me alegro que lo disfrutes Francisco gracias!

Abrazo grande Amalia, gracias por la lectura.

29 de junio de 2016, 1:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal