22/6/16

Poema narrativo de Mónica Cazón


La boda 

ella dijo, ojalá llueva el día de la boda, porque la lluvia todo lo lava. Pero no llovió. El sol brillaba con su belleza despótica y contenía el amor desbocado de Muriel. Intenté olvidar el parque y su santuario. Vi huellas en el aire y toqué a la pequeña sobre el vientre de la mujer. Todos crecíamos.
Ahora, una polvareda de caña quemada dificulta la marcha de mi cuerpo carente. Duermo menos y para colmo, he dejado de soñar.


© Mónica Cazón

4 comentarios:

Blogger Maju ha dicho...

Monica: misterioso y hay todo un conflicto ahí en esa boda en la que debía llover y no llovió. Podemos imaginar todo el marco en que sucede.
Lindo leerte!
Maju

24 de junio de 2016, 18:10  
Blogger norma ha dicho...

Me encantó!

26 de junio de 2016, 15:36  
Blogger norma ha dicho...

Me encantó!

26 de junio de 2016, 15:37  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Esa imagen del marcharse sueños y esperanza es fuerte. Gran poema

29 de junio de 2016, 14:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal