29/6/16

Poema de María Del Carmen Barrionuevo

  



Deleble

No puede
ni siquiera
caer por la alcantarilla.

No puede
ni siquiera
acariciar mis pestañas

Como la ausencia,
se diluye
en el sinsabor
de la tarde mansa.

Sin embargo,
invade mis sentidos.
Tenue,
      acaparador,
            impertinente.

Lo envidio.
Quisiera
corporizar su sensualidad;
navegar sus huellas delebles
                       y perderme…
Perderme en su loco afán
por alcanzar el cielo.


© María Del Carmen Barrionuevo

2 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Es como un sinsabor disuelto, y al tiempo, entregarse completo. Es mágico.

12 de julio de 2016, 23:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias por el comentario María Sonia!! Carmen B.

21 de julio de 2016, 2:17  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal