28/6/16

Poema de Claudia Ainchil


AGUA

Inquietud de espesores corriendo
sobre cada poro
lumbre que acaricia
humedad salpicando
emboscándonos
cuerda invisible
un riachuelo cualquiera
millones de bocas abiertas tras el abrupto arlequin
de una sed vagabunda
líquido incoloro,cuántos luchan por tenerte
entre sus posesiones
agua, qué árido es el amor
cuando las caricias se evaporan
qué tristeza hay en las miradas contaminadas.
En el cuenco es su propio realismo
sin embargo, cuando una hendidura
raja el umbral de la conciencia
va perdiendo esa esencia contenida
a través de los siglos.


© Claudia Ainchil

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Esas "esencia contenida" del poema.Me gustó mucho.
Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

30 de junio de 2016, 16:54  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Imágenes claras. Cuántas visiones y los poros...

6 de julio de 2016, 13:54  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal