2/3/16

Poema de Diego Roel





Nacimiento 

Mi alma estaba muerta
y resucitó. Estaba perdida
y fue encontrada.

El calor del Verbo fecundó
la carne estéril de mis padres.



© Diego Roel

7 comentarios:

Blogger David Gonzalez ha dicho...

bello poema, poderoso.
Saludos.
David Gonzalez

2 de marzo de 2016, 15:16  
Blogger Sandra Escobar Ginés ha dicho...

Y el Verbo se hizo carne. Y palabra.
Me angustió,no sé que buscabas con este texto, Diego pero a mí me encantó. Gracias por compartir.
SEG

2 de marzo de 2016, 16:27  
Blogger ©Claudia Isabel ha dicho...

Brevedad y excelencia! gracias

6 de marzo de 2016, 12:32  
Blogger Raquel Jaduszliwer ha dicho...

La existencia atravesada por el misterio que divide aguas entre vida y muerte. Gracias Diego. Raquel Jaduszliwer

10 de marzo de 2016, 20:41  
Blogger Ana Romano ha dicho...

Muy buen poema, con una imagen que asombra el Verbo fecundó.
Un abrazo Ana Romano.

13 de marzo de 2016, 12:32  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias por tu poesía, Diego.
Un abrazo, Mariana Vacs

20 de marzo de 2016, 13:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bellísimo Diego, una síntesis impecable; gracias por este poema. MARÍA CRISTINA DI LERNIA

26 de marzo de 2016, 21:30  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal