26/2/16

Poema de Carlos Alberto Roldán


hubiéramos querido detenernos
hacernos más preguntas poner hechos
en los tramos vacíos del viaje
hubiéramos querido otros hubiéramos
y ya puestos a un costado del camino
agasajarnos mimarnos recorrernos con la mirada hambrienta
de los distantes
saber del otro es saber al otro
la degustación de frutos imaginarios
un caudal de palabras arrojadas al río las amplias lagunas
y los mares
un saludo de paso
el apurado perderse una y otra vez
como que es y era el juego y acaso
deba aún seguirlo siendo.
vemos la escena rigurosa del otoño
imaginamos un café y sus historias
un confortable amparo entre fríos y niebla
al fin como a gesto necesario
se manotea la mochila se balbucea o tropieza
una palabra que pocos o nadie oirá
algunos salen a la noche y es a ellos
-curiosa ley de hierros-
que la noche sorprenderá en caminos


© Carlos Alberto Roldán

3 comentarios:

Anonymous maria alicia ha dicho...

Muy bueno amigo!!!

26 de febrero de 2016, 14:48  
Anonymous susana szwarc ha dicho...

ME GUSTA MUCHO TU POEMA, ESA LLAMADA AL OTRO SIEMPRE SORPRENDIDO POR LA NOCHE.

Qué difícil de usar la palabra "mimarnos" y qué bien SUENA en tu poema.

26 de febrero de 2016, 15:24  
Blogger norma ha dicho...

saber del otro es saber al otro/la degustación de frutos imaginarios" "vemos la escena rigurosa del otoño"...me gusta...un poema concreto, nada cursi...sobre el amor al fin...

2 de marzo de 2016, 20:32  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal