9/1/16

Poema de Patricia Corrales


Lágrimas para la corrupción

Mientras el universo te gira, adoleces de humildad
Comes de la masa vibrante
Bebes sangre debajo de tantas frazadas
de un interior empobrecido
Nos culpas y en cierto modo lo somos,
hemos dejado que el cuento nos adormezca
Somos producto de una pasividad cómplice
mientras hacemos la ronda que tanto necesitas
Adoleces de credibilidad
Cárceles sin barrotes
Bandada de buitres
Pájaros agoreros
Te ríes, como te ríes! Reirás hasta el final de tus días
No sabes del dolor, tu soberbia lo impide
Demasiadas estrellas para tan poco cielo


© Patricia Corrales

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

UN POEMA QUE PLANTEA VARIAS ARISTAS CON CARIÑO MARIA LUISA MARQUEZ

15 de enero de 2016, 20:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un poema nace autóctono y se transforma en universal, eso lo hace trascendente. Desde la entraña de donde parte dice y cuenta verdades dolorosas, que pocos quieren asumir o reconocer: "somos producto de una pasividad cómplice...", por ejemplo. Siempre he sostenido que la poesía es el género literario en el que menos podemos mentir o disfrazar nuestro sentimiento. Éste es una muestra de lo que digo. Cuando la realidad nos traspasa tanto como en los últimos tiempos, nacen estos versos cargados de una realidad llena de heridas que nos son comunes. Poesía realista y veraz. Felicitaciones por la valentía. Isabel Krisch

23 de enero de 2016, 13:51  
Blogger Patricia Corrales ha dicho...

Gracias Isabel Krisch por tu comentario
Patricia Corrales

1 de marzo de 2016, 22:46  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal