6/1/16

Poema de Norma Starke



Agua bendita

hasta donde voy cuando digo acá
y allá se me va el líquido horizonte
a dónde el camino que transparenta
el río indescifrable y en la voz quiebra
lo más tierno del árbol
a dónde las alas de las mariposas sin refugio
las leves antenas
patitas que aletean sin fuga ni destino
a dónde el cuarto vacío
y el libro en la mesa de luz
a dónde la mano en la noche
al despertar sin esmalte ni anillos
las uñas desnudas
el susurro de las piedras muertas
donde los ojos van


© Norma Starke

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

..."donde los ojos van" muy bueno! Un abrazo, Dolores Pombo

8 de enero de 2016, 21:22  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Me gustó mucho!!!! Esos adónde...todas interrogaciones que quedan en el aire del poema. Abrazo, Inés Legarreta.

9 de enero de 2016, 19:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"mariposas sin refugio""
bello!!!!!! un places leerte.Flora

10 de enero de 2016, 8:39  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Por suerte el poema quedó adonde el alma lo recibe con alegría.

Un abrazo.

Alicia Márquez

11 de enero de 2016, 10:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal