20/1/16

Poema de Alicia Márquez


Cuando una tiene ocho años
y escribe.
Cuando una tiene ocho años
y no tiene papá desde hace cinco.
Cuando una tiene ocho años
y se festeja el Día del Padre,
y entonces las corbatas,
los cinturones, los pañuelos,
los perfumes masculinos...
¿y vos, qué le vas a regalar?
Cuando una tiene ocho años
escribe una composición llena de cosas dramáticas,
de extrañar, de imaginar cómo podría haber sido,
de dolor,
de hacer pagar a los demás
su eterna melancolía y tristeza.
Y las maestras lloraban, y también la directora
y la portera lloraba
y las compañeras. Algunas, no todas.
Y ese llanto era su venganza.
Su pequeña venganza de ocho años,
cinco sin papá que...¿cómo era?


© Alicia Márquez

14 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

ay, alicia,se pega en todas partes este reclamo, este dolor, diría demasiado grande para tan pequeños 8 años. conmovedor. abracito. susana zazzetti.

20 de enero de 2016, 16:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

me conmovió, muy buen poema, abrazos

Silvia Loustau

21 de enero de 2016, 15:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La belleza duele en este bello poema.
flora levi

21 de enero de 2016, 19:46  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Triste desde el punto de vista del padre ausente. Algunos no están por elección de alguien. Muy buen poema querida Alicia. Besos, mi admiración siempre.

Andrea.

22 de enero de 2016, 11:22  
Anonymous Mariasilvia ha dicho...

Maravilloso! Y esa conciencia de la pequeña venganza... esa profundidá.

22 de enero de 2016, 23:24  
Blogger ALICIA CORA ha dicho...

Me dolió el alma, q poemazo Alicia. Un grito desgarrador que traspasa el corazón. Me gustó mucho, beso Alicora.

23 de enero de 2016, 14:46  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Esa ausencia que pesa todos los años, menos cinco.
Beso enorme!!

23 de enero de 2016, 20:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Aly, como me gusta cuando pintás poéticamente el dolor y las ausencias…
Llega al alma.
Cariños.
Aly Corrado Mélin.

24 de enero de 2016, 11:14  
Blogger Adriana ha dicho...

Hermoso texto, en que la sensibilidad de la niña aparece crecida y profundizada en la mirada del yo lírico adulto, que escribe y extraña. Un abrazo. Adriana Maggio

25 de enero de 2016, 20:53  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

La venganza y la pena de ocho años, eso que los versos persiguen:¿Cómo es? ¿cómo era? Un abrazo, Inés legarreta.

26 de enero de 2016, 20:01  
Blogger Raquel Jaduszliwer ha dicho...

Valeroso encuentro con la orfandad. El secreto de lo que el poema es capaz de irradiar está en su tremenda sinceridad.

27 de enero de 2016, 1:09  
Anonymous Anónimo ha dicho...

tremendo Alicia, poema que se hace carne en otra niña de once que llora a su madre.

abrazo

claudia tejeda

29 de enero de 2016, 17:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Querida Alicia, conmovedor, como siempre! Un abrazo

1 de febrero de 2016, 23:17  
Anonymous cristina briante ha dicho...

Un grito al corazón!!! hermoso.
Cariños
Cristina Briante

15 de mayo de 2016, 12:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal