19/1/16

Poema de Cecilia Glanzmann


El cíclico cántaro

                      A mi amada familia

En este estallido de ausencias
alguien dirá que renació el relámpago

sin embargo
la calma silenció la amenaza,
no hubo vendaval,
ni una llovizna.

Es que la fugacidad del sueño
de pronto
se corporizó en hijos y nietos
en risas y juegos y charlas.

En gozosa renovada parición
la reunión de la familia
fue el escenario pleno del verano.

Y el estallido de ausencias
se deshizo
en el milagro del cántaro
que vacío o lleno
cumple sus ciclos en el alma.


© Cecilia Glanzmann

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy Bello tu poema Cecilia!

Besos. Tere Vaccaro.

20 de enero de 2016, 0:58  
Anonymous Gloria Oscares ha dicho...

Profundo en "ese estallido de ausencias"

20 de enero de 2016, 11:16  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias, Gustavo! Y llega este poema en tu precioso blog... en este tiempo en que lo que el texto dice es una realidad con la familia en casa.
Abrazo grande y FELIZ AÑO! Cecilia

20 de enero de 2016, 12:05  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Plasmar lo que vivimos, es lo que nos identifica. Parte de la historia, la nuestra. la mejor manera de ser nosotros mismos.
Bravo!!
Un abrazo

23 de enero de 2016, 21:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso poema Cecilia! Un beso. Amalia M. Abaria

24 de enero de 2016, 18:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Tere, Gloria, Amalia, Nerina... gracias por vuestros comentarios y por el cariño!
Es muy cierto Nerina lo que dices... sobre el plasmar lo que vivimos.
Abrazo a cada una! Cecilia

26 de enero de 2016, 11:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal