31/12/15

Poema de Patricia Díaz Bialet

 
PISTA DE BAILE (III) 

Bajo el foco celeste y con la mano siempre ocupada
A lo largo del piolín desgajado de su pierna
El borracho se despluma de afectos, de podredumbres ajenas
Mientras empuña las copas impensables

Uno tras uno los elixires le aguijonean el recuerdo
Ya no importa quién es o quién ha venido a buscarlo
El borracho presenta su tapón de sueño, su anillo de hastío
Y siente cómo una mano apresa su cintura
Pero es inútil asirlo:
Todo el que se acerque se prende fuego


(Anida un vaso de azufre en sus entrañas)




© Patricia Díaz Bialet

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

UN POEMA FUERTE ,INTENSO COMO LO ES TU POESIA ,ME GUSTÓ MUCHO,ABRAZO,MARIZEL

9 de enero de 2016, 14:57  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Realidad, fortaleza del poeta para contar.

29 de enero de 2016, 18:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal