2/12/15

Poema de Miguel Oyarzábal


LA PENDIENTE 

La luna está demasiado lejos.

Las luces son goteras silenciosas,
la calle se ha vuelto una pendiente
y el precipicio es tuyo.

Sólo el doble fondo de la noche
podrá salvarme.



© Miguel Oyarzábal

5 comentarios:

Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Todo conduce al fondo de la noche...muy bueno! Abrazo, Inés

2 de diciembre de 2015, 18:57  
Blogger Adriana ha dicho...

Me gustó mucho este texto, con su tono apocalíptico y ese remate magnífico: "Sólo el doble fondo de la noche / podrá salvarme", que se abre a múltiples sentidos. Un beso. Adriana Maggio

4 de diciembre de 2015, 12:41  
Anonymous Ivana Szac ha dicho...

Miguel:
Hola! Un gusto saludart, muy bello poema, primero con ese color a precipicio y luego con palabras de salvación. He escrito varios poemas de la noche y está bueno llegar al fondo coon su doblez, muy original el final. Disfruté de tu poema. Gracias!

4 de diciembre de 2015, 21:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Siempre leerte es un placer, Miguel.

Abrazo grande.

Alicia Márquez

5 de diciembre de 2015, 15:36  
Blogger maria alicia ha dicho...

Lo más importante Miguel, es la salvación que proponés, y en la que pensás y hacés pensar desde el poema...Un gusto leerte

9 de diciembre de 2015, 21:29  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal