2/12/15

Poema de Flora Levi



Ademanes del insomnio

Desaparecen los segundos
el esqueleto del reloj  despierta  palabras
inconsistencias   cotidianas
repetidas
impiadosas.

Detrás de  la puerta 
efímeros  otoños de  flores  amarillas
y una mueca
que delata la lágrima.



© Flora Levi

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Como me gusta leerte.... como me gusta!!!!

Impecableeee


te abrazo.

muak.

Cynthia Rascovsky.

3 de diciembre de 2015, 13:20  
Blogger Adriana ha dicho...

Hermoso, desde el título magnífico a la mueca final. Me gustó mucho. Un beso. Adriana Maggio

4 de diciembre de 2015, 12:42  
Blogger Isabel ha dicho...

El estupendo título bien pegado al despertador que mata el tiempo. Lo vano cae. Iluminado, Flora, por ese "efímero otoño de flores amarillas" elaborado verso que señala la estación del despojo. Un beso grande Isabel Llorca Bosco

4 de diciembre de 2015, 20:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Sí. El insomnio hace eso. Y también este poema maravilloso.


Abrazo.

Alicia Márquez

5 de diciembre de 2015, 15:38  
Anonymous Víctor "Pajarito" Cuello ha dicho...

Hermoso poema!!!

10 de diciembre de 2015, 10:30  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal