27/9/15

Poema de Nora Coria





DECISIÓN

Ha decidido emprender el viaje.
Un tren lo llama, y lo aguarda.
Abrazado al boleto la ansiedad disminuye,
la estación se vuelve hospitalaria,
el andén se convierte en una oportunidad.

Ahora espera que los rieles sean firmes lazos hacia la verdad. 
Aborda. La butaca lo acoge como una mecedora.
El silbato suena presagiando destinos.

Se inicia la marcha. Su corazón se entrega rítmicamente, con latidos seguros.
Ventanilla abierta. El viento llega de frente quitándole,
uno a uno, los grilletes que la ciudad le ha impuesto.

Su memoria huele lapachos, sus ojos esperan follajes rosados.
Cerros sagrados resguardan su viaje. Cardones añejos acompañan su noche.
El tren se detiene y  el Sol de Los Andes  recibe al hijo.

Felicidad. Ha decidido bien.
El Altiplano le revela su identidad. 


© Nora Coria

2 comentarios:

Anonymous Mariasilvia ha dicho...

Me despertó la memoria de los trenes de mi infancia patagónica...

27 de septiembre de 2015, 22:05  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Muy bello, Nora. Añoro tanto esas geografías!

28 de septiembre de 2015, 12:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal