22/9/15

Poema de Anny Guerrini



Nosotros que abandonamos
la tierra de la Cruz por las antípodas del Paraíso.
Nosotros que partimos de la región de los misterios
desnudamos al dios del Sol.
Nosotros los conquistadores
vimos arder las mazorcas y cosechamos la orfandad del ayer.
Desde entonces pululan los gusanos
en los caminos que desbordan en sangre.
Porque el oro no existe
y no se vive sin raíz en la tierra.
Nosotros los conquistadores
develamos las nueve bocas de la muerte.
¿Acaso alguien regresa de la tierra de espejos humeantes?


© Anny Guerrini

4 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Son momentos de gran desolación, orfandad, abandono y pérdida; de desarraigo, los que llegan al leer y repasar sus letras.

22 de septiembre de 2015, 18:52  
Blogger Liliana ha dicho...


Me encantó el final de poema, un interrogante que desencadena un nuevo inicio

Lily Chavez

24 de septiembre de 2015, 19:31  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

...y no se vive sin raíz en la tierra ...
Un cariño

26 de septiembre de 2015, 17:16  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Un trabajo bello y comprometido. Cariños.

28 de septiembre de 2015, 11:48  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal