19/8/15

Poema de Susana Szwarc



DESIERTO AL ROJO

Porque es tan intensa la neblina, una mujer
pregunta desde el barco ¿hacia dónde mirar?
Detención.
Si mirase el mar infatigable los días de ausencia
del amado: ¿olvidaría la tierra?
Reproducción.
Ya en vuelo, desde el avión repleto,
la mujer quisiera ver las nubes. Sólo ve
el espacio vacío, y demasiado lejos
los giros de un trompo.
Tal vez sean montañas piensa, al esquivar
la mirada de los pasajeros. Pero si uno de ellos
tuviera los ojos fijos en el trompo
(o la montaña, o el vacío) ¿se crearía una zona afuera para ambos?
Recitan: "Si usted me hiere, usted
no sufre".
Vuelta atrás.
Reaparece el mar de aguas grises, las gaviotas.
Esas voces como un rezo. ¿Qué habrá al volver?
¿Sería preferible eludir el play
si todo lo más que hubiera
fuese su propio dolor al descubierto?


© Susana Szwarc

3 comentarios:

Blogger Inés Legarreta ha dicho...

¿Qué mirar? ¿Cómo mirar? ¿Por qué mirar o dejar de hacerlo? Terreno de incertidumbre y dolor. Inés Legarreta.

21 de agosto de 2015, 16:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Esas pregunta que, lo sabemos, nunca tendrán respuesta...bello texto.

Claudio Simiz

23 de agosto de 2015, 23:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Esas pregunta que, lo sabemos, nunca tendrán respuesta...bello texto.

Claudio Simiz

23 de agosto de 2015, 23:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal