8/7/15

Poema de Clelia Bercovich


DE LA NOCHE 

Quiero esa noche embotellada
en la fascinación del vidrio
la que se acurruca en los puentes
en espera de los peces secretos de los sueños

Quiero en la garganta seca
el vino lento

Algún cine con películas de colección
una cueva de jazz que sobreviva

Quiero  esa noche
No el crujido

 de los muebles




© Clelia Bercovich

6 comentarios:

Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

poema sonámbulo y fugaz. Precioso.

jorge pablo moreno.

9 de julio de 2015, 5:16  
Blogger Isabel ha dicho...

Se contrapone una noche plena de actividades lindas pero modestas, que sería para el yo una noche de las mil y una noches,se contrapone, digp. a los ruidos de la noche encerrado en la soledad. Es muy hermoso. Un beso m Isabel Llorca Bosco

10 de julio de 2015, 16:07  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

La poeta busca - una noche nueva - diferente, pide un cambio ya, lo grita en sus versos.
Muy bueno.
besos

11 de julio de 2015, 18:01  
Blogger Clelia Bercovich ha dicho...

Qué buenas observaciones! las agradezco tanto. Isabel, todo es relativo, a veces lo modesto puede ser algo soñado, ir a escuchar jazz toda una ilusión, depende de varias cuestiones. Una vez, para mí, ver el empedrado de la calle me pareció la máxima felicidad....Abrazos ...por la peosía, todo..
clelia

12 de julio de 2015, 15:32  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Uff... que poema!!!!

Un bello contraste.

cariños.

Muakkkkkkkk

Cynthia Rascovsky.

13 de julio de 2015, 12:13  
Blogger ASTROLABIO ha dicho...

WOW Clelia, esto del crujido... si sabremos de todo eso verdad? Quiero tus versos! PAOLANTONIO

31 de julio de 2015, 20:20  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal