8/7/15

Poema de Patricia Corrales


Dejar ir es crecer
aunque ya no vuelva a mi tiempo feliz
Las golondrinas transitarán ausentes este otoño
Migrarán olvidos, reposara el cuerpo doliente
Dejar ir
que acabe de una vez
La luz de una vela no es eterna
solo su imagen permanece en el calor
Dejar ir no es un para siempre
pero la tregua cura



© Patricia Corrales

5 comentarios:

Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Pero la tregua cura, si toda tregua cura.

jorge pablo moreno.

9 de julio de 2015, 5:17  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Dejar ir, es evolucionar. Aunque cueste tanto entender.Somos humanos apenas.
Me encanta, bello decir!!
Cariños

11 de julio de 2015, 18:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un poema que denota sabiduría.

Muy bueno.

cariños

Cynthia Rascovsky.

13 de julio de 2015, 12:14  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un final que dice mucho !!!!!maria Luisa Márquez

18 de julio de 2015, 21:59  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Dejar ir aunque el dolor muerda y retuerce en recuerdo. Segmento del alma con paz en espera. Buenísimo Pato! Abrazo de luna de Mary Acosta

27 de julio de 2015, 12:03  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal