7/7/15

Poema de Xenia Mora



SOLEDAD

En un solitario sillón junto al ventanal,
un cuerpo de mujer, se cobija.
Una gaviota a la deriva revolotea la habitación,
ya la conocía muy bien.
Ella le suplica que se aleje, que no es tiempo aún.
La gaviota vuelve y ahonda profundo.
Se hace paso,cruje, estruja, duele...
Y por fin hace un nido en su alma,
y la lluvia no cesa de caer.


© Xenia Mora Rucabado

6 comentarios:

Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Y la lluvia no cesa de caer... buen poema que nos diluvia su tristeza.

jorge pablo moreno.

8 de julio de 2015, 14:13  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Al fin, la lluvia acompaña.
Un abrazo

11 de julio de 2015, 18:18  
Blogger Xenia Mora Rucabado ha dicho...

Muchas gracias por sus comentarios mis queridos amigos poetas y Nerina y Jorge. Un abrazo grande. XENIA.

11 de julio de 2015, 20:57  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Uff.. me ha tado.

Muy bello poema.

abrazo.

Cynthia Rascovsky.

13 de julio de 2015, 12:22  
Blogger Xenia Mora Rucabado ha dicho...

Muchas gracias querida Cynthia. Me gusta tu comentario. Un abrazo grande.

2 de agosto de 2015, 18:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

uN POEMA CON RESONANCIAS. bELLO. paolantonio.

23 de agosto de 2015, 21:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal