25/7/15

Poema de Amalia Mercedes Abaria


PALABRAS               

No quiero las palabras para hablar.
No quiero las palabras solamente para nombrar,
la estéril forma, no.

Quiero el esqueleto virgen , la fibra última,
la primitiva huella de lo humano,
quiero la roca donde se impregne
la sustancia pura, el molde, la matriz del espejo
quiero el aliento.

Por eso cada palabra es para mí
un amante puro, sangre que cae,
lágrimas, fuentes infinitas.

Antiguamente humanas.



© Amalia Mercedes Abaria

10 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bueno tu poema, Amalia! Ah, las palabras para el poeta. Qué bien las defines, hablas del valor que deben tener en su fuerza y pureza. abrazo grande. Cecilia Glanzmann

25 de julio de 2015, 14:26  
Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

BELLÍSIMO POEMA AMALIA!

25 de julio de 2015, 14:29  
Anonymous Maria Marta Donnet ha dicho...

Como poeta me siento muy identificada con lo que expresás en tu poema. Muy bueno !

25 de julio de 2015, 20:54  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

- la primitiva huella de lo humano -
eso !!
Bravo por tu poema.
Un abrazo

26 de julio de 2015, 10:53  
Blogger Estela Barrenechea ha dicho...

Querida Amalia, me ha conmovido la segunda estrofa de tu poema. Todos tus versos manifiestan una intensidad poco común. Estoy segura que con las palabras podemos escavar hasta las raíces más profundas de lo humano y llegar, como vos bien decís, a la fibra última que penetra la roca dura de la vida.
Un abrazo,
Estela Barrenechea

27 de julio de 2015, 9:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias Gustavo por todo tu trabajo y por la publicación de este poema, que escribí ya hace años. Gracias amigos, por su lectura y comentarios! Cariños! Amalia

27 de julio de 2015, 14:06  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Qué bueno!!! La palabra esencial.
Va un abrazo
Betty

27 de julio de 2015, 22:17  
Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Hermoso recorrido por la sencillez del amor.


jorge pablo moreno.

28 de julio de 2015, 8:10  
Anonymous beatriz Minichillo ha dicho...

La palabra como símbolo esencial de la vida, como el vacío contenedor de un todo. Bellísimo poema, Amalia

31 de julio de 2015, 23:23  
Blogger Isabel ha dicho...

Amalia, muy buen poema. Al yo poético le gusta la palabra para honrarla, la palabra inseparable del hombre.
Me fascinaron "esas fuentes antiguas". Un beso Isabel Llorca Bosco

12 de agosto de 2015, 12:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal