24/7/15

Poema de María Marta Donnet

                                        
  
Bruja de agua 

Fue creciendo la desconfianza sobre mis hombros. Al borde 
de mis labios ráfagas de vidrio 
laceraban el olor de tu silencio. El que nació 
cruel en la comisura de la mentira. Y mató 
mi pubis desolado de frutos y de luna. Gastaron 
mis manos tu cuerpo sin encontrar 
las pasiones ni el filo del temblor. Sólo 
la sangre en la empuñadura 
que hundiste en el tronco de mis alas. Cayeron 
las plumas que se inmolaron azules 
sobre la plaza de tu vientre.  Cayeron 
las cáscaras del santuario inaugurado a espaldas 
del hambre. Cayeron los dragones 
llevándose el fuego y también. Los jacintos 
escondieron sus colmillos después del beso. Infame. 
El anzuelo que muerdo despacio con mis dientes 
de leche y trago 
las ganas de amar 
o de morir. 
A veces da lo mismo.



© María Marta Donnet

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bueno. La excelencia del pase de factura poético. Me gustó mucho. Hay imágenes muy fuertes y originales. Un abrazo. Adriana Maggio

25 de julio de 2015, 14:33  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Cuánto sentir y dolor frente a un amor profundo sin dejar de "ver" y qué bien plasmado en tu poema. Siempre digo, que uno puede hablar de lo que conoce, de lo vivido, experimentado. "Brillante"
Un abrazo mujer!!

26 de julio de 2015, 11:12  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Poesía, poesía! Metáforas excelentes.

Besossssss

27 de julio de 2015, 11:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Fuerte sentir dentro de un plasma femenino y poético. Duele el verso! Buenísimo. Abrazo de luna Poeta! Mary Acosta

27 de julio de 2015, 11:30  
Anonymous Beatriz Minichillo ha dicho...

Un erotismo que deja paso a la angustia, un crecimiento hacia adentro, doloroso y vibrante

31 de julio de 2015, 23:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal