21/11/14

Poema de Raquel Fernández


LUCIANO

Pequeño,
pequeñito,
hecho de polvo, de indigencia, de miedo.
Salpicado de sed.
Parpadeando latidos vulnerados.
Algo habrá hecho además de ser pobre,
además de aporrearnos la conciencia
con sus patitas flacas,
sus huesos temerosos,
su reino de cartones.

Pequeño,
pequeñito,
hecho de humo, de penuria, de grito.
Remordido de hambre.
Tiritando manteles despoblados.
Algo habrá dicho además de negarse
a enjaular el verano,
a militar en las filas del abismo,
a pudrirse la boca.

Dijeron que no tenía nombre,
pero sí.
Se llamaba Luciano.
Luciano casi luciérnaga,
casi lucecita para que no duelan tanto
la noche y la intemperie.
Luciano casi lucidez,
casi desgarrada lucidez,
y ojos abiertos frente a la muerte,
y pájaros.


Luciano Arruga desapareció el 31 de enero de 2009, a los 16 años, tras ser secuestrado por la policía bonaerense en Lomas del Mirador, provincia de Buenos Aires. Su desaparición fue una represalia por su negativa a robar para los oficiales. Un peritaje con perros determinó que el chico estuvo en la comisaría 8ª de Lomas de Mirador y en uno de los patrulleros de dicha seccional, que esa noche no cumplió con su recorrido habitual. Sus restos fueron encontrados el 17 de octubre de 2014 en el cementerio de la Chacarita, donde Luciano fue sepultado como NN. Supuestamente, habría muerto en un accidente de tránsito el mismo día de su desaparición, versión de la que descreen tanto su familia como diversos movimientos sociales y organizaciones de defensa de los derechos humanos.



© Raquel Fernández

10 comentarios:

Blogger Gustavo Tisocco ha dicho...

Gracias Raquel, uno de los tantos asesinados en estos años terribles de desapariciones, asesinatos y corrupción. Gracias por el poema.

21 de noviembre de 2014, 20:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

antes habías dicho:" El grito rompió / el tímpano del cielo" así de terrible, raquel, contado con esta ternura entristecida propia de quien conoció tan de cerca la muerte. abracito. susana zazzetti.

21 de noviembre de 2014, 20:19  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Gracias a vos, Gustavo, por tu enorme generosidad. Gracias por ayudarme a difundir mi trabajo. Gracias también a Susana Zazzetti: qué hermoso detalle que recordaras uno de mis poemas, y de mi libro más querido, "Hermano". Tal como decís, Susana, el haber conocido a la muerte tan de cerca me hace, quizás, poder captar en su verdadera y trágica dimensión lo que es perder a un ser amado. Cariños a ambos.

21 de noviembre de 2014, 23:09  
Blogger Clelia Bercovich ha dicho...

Un gran poema, sostenido en una triste e inaceptable realidad.

Felicito a la autora

Clelia Bercovich

22 de noviembre de 2014, 8:39  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Muchas gracias, Clelia. Cariños.

23 de noviembre de 2014, 12:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un conmovedor grito de dolor y una proclama a favor de la justicia.
Raquel, es muy necesario que haya voces como la tuya ante estos hechos que nos lastiman y nos avergüenzan a diario en estos tiempos de corrupción.
Felicitaciones y un beso muy grande
María Rosa León

23 de noviembre de 2014, 18:53  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Me conmovió cada una de las expresiones del poema. Gracias, Raquel, por recordar lo que nadie debe olvidar.
Un gran abrazo
Betty

23 de noviembre de 2014, 19:49  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Muchísimas gracias, María Rosa y Betty, por sus comentarios tan generosos. Cariños!

24 de noviembre de 2014, 14:15  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Impecable tu poema Raquel.
Destaco tu amor de humanidad, tu sentir, la deferencia de ver mas allá. Hoy pocos lo logran, pocos se comprometen, solo la capacidad de amor y dolor lo permite. Coincido con vos.
Mi cariño y respeto incondicional.

30 de noviembre de 2014, 4:21  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Muchas gracias, Nerina, qué comentario tan bello. Creo que la palabra como generadora de belleza, pero también como instrumento de denuncia y resistencia. Un abrazo.

1 de diciembre de 2014, 19:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal